¡Esto es un enredo!

¿Te has preguntado la diferencia entre bordar con hilo o lana?, ¿sabes diferenciar las marcas y nombres de materiales?, ¿sabes cuando elegir un hilo mouliné y cuando un perlé?, ¿Mouliné, perlé, que elegancia la de Francia?...pues bien, en este post voy a desenredar la maraña de hebras para que nunca más digas: ¡Esto es un enredo!.




Guan, el amado mouliné:


Cuando vamos a una mercería y pedimos hilo de bordar, la persona que vende de seguro nos pasará una madeja alargada como la de esta foto:


Esta madeja corresponde a hilo mouliné, pero hay que estar atent@s, no por venir en esta presentación es necesariamente mouliné, la marca Anchor por ejemplo, empaca en esta presentación hilo Lamé (hecho de viscosa y poliéster metalizado) ¿Pero, si no es la madejita larga, que es lo que caracteriza al hilo mouliné?


Esto es lo que tienes que saber: el mouliné es un hilo de algodón mercerizado (proceso químico que otorga resistencia, sedosidad y brillo a las fibras) frecuentemente empaquetado en 8 metros de 6 hebras de hilo calibre 25, divisibles entre si, lo que hace que le amemos profundamente:


Gracias a que podemos dividir las hebras, una sola madeja de mouliné nos da diversas posibilidades de trabajo, podemos bordar con una, dos, tres, cuatro, cinco o seis hebras (o más, si quisiéramos) y de esa manera obtener resultados con mayor o menor volumen, detalle, control de la puntada y tiempo de ejecución. Por esto lo amamos, y por la increíble cantidad de tonalidades que podemos encontrar de este hilo.


Mi recomendación: al comprar mouliné prefieran marcas reconocidas por su calidad (teñido con colores firmes, resistencia, almacenamiento en buen estado etc) la francesa "DMC" Y la británica "ANCHOR" son las líderes del mercado -al menos en Chile- pero también confío en la Brasileña "MAXI"; si quieres comprar material más barato (por ejemplo marcas chinas) pon atención al etiquetado, y busca que diga "Hilo mouliné algodón 100%, mercerizado", existen algunas marcas chinas de buena calidad, pero yo no identifico ninguna para recomendar.


Prometo que en mi próximo post escribiré detenidamente sobre como trabajar correctamente con mouliné y sacar el mejor partido de este material.


Dos, el expresivo perlé:


El perlé también es hilo de algodón -a menos que no diga 100% algodón, porque existe alguno que es fibra sintética revestida en algodón, ojo ahí- mercerizado, pero en esta ocasión se trata de dos hebras torcidas entre si, que no pueden ser divididas. Viene en diversas presentaciones, y lo podemos encontrar en variados calibres que van desde el (--- al tanto) siendo siempre más delgado el hilo de mayor numeración, y más grueso el hilo de menor numeración (por qué, deoh meoh?; no lo sé).



Una característica que me gusta mucho de este material, es lo definida que quedan las puntadas, si usamos uno de un calibre 5 por ejemplo, podemos ver con claridad cada uno de los movimientos de la aguja en la técnica de puntada larga y corta, o tener mucho control en puntadas con paso atrás. Se puede encontrar en una interesante variedad de colores, pero acá -en Chile- me cuesta hallar gradientes de color tan amplias como en mouliné.


Tres, la delicada lana crewel:


Como su nombre lo indica es lana -de oveja- hilada muy finamente en dos hebras torcidas entre si, que no han pasado por más tratamiento que el lavado, hilado y teñido; por lo que tiende a ser frágil y sin resistencia a la fricción, cortándose con facilidad (la amamos pero hay que tenerle paciencia) su aspecto final es "despeinado", dando a los bordados una terminación cálida, suave y menos definida que con mouliné o perlé, por lo que el efecto "difuminado" entre un tono y otro, queda precioso si consigues los tonos apropiados.





Se le conoce también como "lana partida", y podemos encontrarla en una variedad de tonos hermosa si conseguimos un proveedor local que tiña artesanalmente sus productos.


Para bordar con lana crewel se recomienda utilizar lino, pero yo siempre uso policrón, que es mi tela favorita (pruébenla, no se arrepentirán).


Estas son las fibras que uso hace años para mis bordados y son las que mejor conozco, pero hay muchas más, así que en el futuro iré ampliando estas entradas sobre materiales, para contarles del hilo retors, de las variaciones de mouliné y de cuanta otra cosa para bordar conozca.


Cuéntenme si les gustó este post o si les ha sido de utilidad, amaría también si me cuentan como le dicen a estos materiales en sus países (porque esa es otra misión futura: hacer un diccionario de materiales y sus nombres equivalentes en América latina).


Les dejo un tremendo abrazo, ¡Gracias por leer!.


131 visualizaciones0 comentarios

Criaturas Cardiacas